Cuando hablamos de marketing digital usualmente buscamos generar confianza, posicionar y rentabilizar nuestro website, y para lograrlo las conversiones , juegan un papel fundamental, ya que éstas, como ya debes saberlo, representan una acción en específico que queremos que el cliente realice en nuestro sitio web y así sea comprar o suscribirse, no podemos perderlas para rentabilizar nuestras tiendas virtuales.

Es por eso que te hemos traído tres acciones de las que debes huir para no matar tus conversiones, y así no invertir todas esas horas de diseño, pruebas y optimización, para luego ver como cientos de personas han abandonado el carrito de compras en tu web, así que comencemos.

El botón de compra imperceptible:  Esto puede sonarte muy obvio, pero te sorprenderás de la cantidad de veces que los clientes abandonan la compra por culpa de este factor.

Tómalo de esta manera, imagina que un potencial cliente se encuentra interesado verdaderamente en tus productos y agregando al carrito  todos los artículos que logren captar su atención, sin embargo, también esté ocupado en otras actividades online por lo que luego de unos 10 o 15 minutos olvide presionar “comprar”, gracias a que dejo para luego encontrar el botón de compra, ciertamente un error garrafal.

Por eso asegúrate de ubicar tu botón para comprar en un lugar donde el usuario no pueda perderlo de vista y que llame su atención. Otra solución sería incorporar un carrito de compra dinámico que aparezca como mensaje pup-up cada vez que un producto sea agregado.

Carrito de compra perezoso: Recuerda que parte del marketing digital es estar en constante movimiento  para incentivar al cliente a comprar y en este caso es igual, por esto tener un carrito de compra lento o poco dinámico NO es una opción, con esto solo lograrás que el cliente se canse de actualizar el carrito para que cuente correctamente cada producto que se le va agregando y termine cancelando la orden.

Un registro confuso: Si eres de los aficionados a los registros para vender, entonces puede ser momento de que reevalúes tus medios, y te explicamos porque, de acuerdo a una encuesta realizada por eConsultancy, el 25% de los compradores abandonan su compra porque necesitan, obligatoriamente,  una cuenta para poder comprar.

Ten en cuenta que en cierta forma estas interrumpiendo el proceso de compra del usuario para imponer una acción y esto no siempre es recibido de la mejor manera, así que en su lugar, puedes reemplazar el botón de “registro” por continuar. Recuerda que tus clientes necesitan cubrir una necesidad instantánea, no comprometerse de lleno con tu marca desde el primer momento, así que evita presionarlos.

El proceso de compra ciertamente es una de las etapas en las que más se aplica la prueba&error del marketing digital, pero si evitas estos sencillos errores puede que te ahorres uno o dos dolores de cabeza, y así podrás disfrutar de una mejor tasa de conversiones y fidelizar clientes de una manera más efectiva. ¡Éxitos!