Ventajas y beneficios de tener un sitio Web

Una forma efectiva para darte a conocer e incrementar tus ventas
Desde el 2010 en adelante queda al descubierto ya en definitivo los beneficios de tener un sitio Web, cada vez más y más las personas a la hora de ubicar productos o servicios, simplemente abren su navegador y a través del buscador teclean lo que necesitan, teniendo la posibilidad de en un instante conocer infinidades de proveedores que se adecuen a su requerimiento. Muchos pensaran “la competencia es enorme en Internet” y ciertamente puede que así sea. Pero eso no significa que no te puedas quedar con una buena parte del pastel, más cuando este es enorme. En el 2015 más de 3.200 millones de personas son usuarios de Internet, una cifra nada conservadora y que sigue en incremento, y más cuando alrededor del 30% de estos realizan compras de algún tipo en la web. Si te puedes obtener al menos con un porcentaje pequeño de ese tráfico, veras resultados positivos más temprano que tarde.

Seguro te preguntaras ¿pero cómo hago eso?
La clave está en tener un sitio web bien estructurado, de fácil navegabilidad para tus usuarios, donde puedan encontrar tus productos y servicios rápidamente. Que se adecue a las nuevas tendencias y que cumpla con los estándares necesarios para ser valorado por google como un portal de calidad, cargado de buen contenido que te permita atraer tráfico orgánico hacia tu portal. Te invitamos a conocer los tipos de trafico en la web a través de otro de nuestros artículos.

Una plataforma de negocios a muy bajos costos
Una de las cosas que diferencian el modelo de negocio convencional al digital es el tema de los costos, en la web podemos tener múltiples portales, blogs o tiendas virtuales a costos muy por debajo de lo que nos tocaría invertir en una tienda física donde además de una inversión inicial fuerte, necesitaremos infraestructura, personal y costos de manutención altos que en ciertos casos nos obligan a vender a precios muy por encima de lo que buscan nuestros clientes, restándonos competitividad en el mercado.

En Internet no existen los límites geográficos
Imagina poderle vender a quien quieras y en donde quieras. Pues así es en Internet, el alcance de tus productos y servicios los estipulas tú con la calidad de los mismos y la forma en que los vendes.
Con un sitio web de calidad fácilmente puedes indicarles a tus posibles clientes, que ofreces, como lo ofreces y que beneficios trae para ellos que tú seas su proveedor sin que necesariamente te conozcan o estén cerca de ti, inclusive permite ampliar tu cartera de contactos y por sobre todo, si manejas tu web de forma inteligente destacaras positivamente de cara a la competencia.

Facilita la vida de tus clientes
Imagina que tus clientes tengan que esperar que respondas un correo, una llamada o un mensaje cada vez que quieran saber algo referente a determinado producto o servicio, en caso de que sean de otros países el horario será un inconveniente adicional. Esa es otra de las tantas ventajas de tener la información de tus productos o servicios bien estructurada en un sitio web de calidad. Y si quieres llevarlo a otro nivel, incluso puedes optar por una tienda virtual donde tus clientes inclusive pueden pagar y gestionar sus envíos de forma automatizada, sin la necesidad de que tu estés atendiéndolos personalmente.

Hazlo bien y te recomendaran
Si tu producto o servicio es de calidad, ten por seguro que tus clientes te recomendarán. Aun el boca a boca sigue siendo una técnica super importante para captar nuevos clientes, solo que ahora no solo se hace presencialmente, sino a través de correos, campaña en las redes sociales como Facebook, Twitter, foros, mensajes de Whatsapp, Pin, entre otros. Como te puedes imaginar, la información se propaga rápidamente y a un número mayor de personas, pero ¿adivina qué? Si no tienes un sitio web a donde te puedan enlazar, donde puedan compartir fácilmente tus servicios o productos, esa información será poco efectiva.

Ahora tus clientes van hacia a ti
Te pueden ubicar fácilmente a través de la web, puedes colocar un formulario en ella para que te escriban directamente, les puedes facilitar la dirección de tu sede física o un mapa (Google Maps) con las especificaciones para llegar, también puedes dejar tus números de contacto o correos de forma tal que con tan solo un vistazo le des múltiples opciones para comunicarte.

Si quieres que tu negocio se mantenga vigente, definitivamente debes tener presencia en Internet. Por una pequeña inversión puedes hacer que tu negocio se destaque de la competencia, incremente tu cartera de clientes, el alcance y por sobre todo tu imagen. Pierde el miedo y renueva tu proyecto, el Internet es una herramienta que en definitiva puede ayudar a cualquier emprendedor a alcanzar sus metas rápidamente, solo debemos verlo como un aliado comercial y no como simple entretenimiento.

Si te ha gustado nuestra entrada, compártela y ayuda a otros a que también se beneficien de dicha información. ¡Gracias por visitar nuestro blog!

By |septiembre 16th, 2016|General|0 Comments

Leave A Comment